Cómo dar el alta de la luz en una vivienda

La luz constituye un elemento esencial para cualquier tipo de vivienda o local, en el caso de las empresas, por lo que es necesario conocer el proceso para dar de alta sus servicios. Puede parecer un tanto complejo ante la falta de información que disponemos sobre la materia, pero en este artículo vamos a intentar facilitar la gestión y despejar las dudas que puedan surgir.

Existen varias formas y vías para realizarlo, si bien las compañías eléctricas son las encargadas de dar de alta la luz, ya sea por vía telefónica como telemática, o de manera física acudiendo a las oficinas. El caso es que a día de hoy, los usuarios disponen de un abanico de posibilidades. Previo a realizar cualquier instalación en el hogar, sería conveniente analizar el mejor sistema, que no siempre es el más económico del mercado, sino el que garantiza la eficiencia energética.

Antes de instalar cualquier sistema…

De nada sirve apostar por una instalación barata si consume más de la cuenta, lo que, en consecuencia, incrementa el desembolso de la factura eléctrica. Por lo tanto, hay diversos factores que conviene revisar antes de realizar cualquier instalación en el hogar:

  • Las características del hogar: cómo se distribuyen los espacios y detectar así los lugares que mayor iluminación precisan
  • El uso de las habitaciones también consta de un factor que puede establecer un ahorro energético, pues si se trata de una salón con ventanas muy amplias no serán necesarios tantos focos, por ejemplo.
  • La localización de la casa, es decir, si se encuentra en una zona que favorece la luz natural durante el día o si, por el contrario, da a un patio interior que no atrapa el Sol.
  • Tener en cuenta el sistema de iluminación que el anterior propietario había instalado, pues puede que sea el mismo que teníamos en mente o el de mejor conveniencia para el hogar.

En este sentido, si la vivienda ya disponía de un sistema determinado de luz, dar de alta el servicio será más sencillo de proporcionar que en un hogar completamente nuevo. Siempre que la baja del suministro no haya pasado más de tres años, el usuario se ahorra los derechos de extensión. El estado del inmueble es esencial de analizar.

Documentación reglamentaria para solicitar el alta la luz en la vivienda

A través del contacto con una empresa eléctrica determinada para contratar una tarifa que se adapta a las necesidades que precisa la vivienda en particular, se realiza el proceso de alta: esta entidad dará la orden a la compañía distribuidora para que instale de manera adecuada el suministro de luz en el inmueble. Existen dos supuestos en los que se puede negar la solicitud del trámite: o bien se pretende contratar más potencia eléctrica de la permitida o el boletín eléctrico está caducado.

Para este proceso, el usuario precisa de una serie de documentos como:

  • Los datos del titular del suministro
  • La dirección del domicilio
  • La potencia eléctrica que se desea contratar
  • El número de cuenta bancaria en el que se van a domiciliar los gastos

El Código Universal del Punto de Suministro (CUPS)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *