Bombonas de butano versus tarifas eléctricas: diferencias y comparador de precios

Una de las batallas más importantes para el hogar consiste en determinar si compensa más las bombonas de butano o contratar una tarifa eléctrica para el suministro de luz, gas y electricidad. Si bien es cierto que todo depende de las necesidades que se presenten, lo cierto es que la tendencia consiste en fijarse en el sistema más barato inicial y eso puede ser un error. Para empezar, se precisan tres aspectos muy relevantes que se deben de considerar. Este análisi debe ser previo a la elección de cada sistema:

  • Las características del hogar, esto es, la distribución de los espacios. Puede que algunas personas conocidas o amistades posean un hogar similar al nuestro, pero con las habitaciones cambiadas. Este factor, pese a que puede ser irrelevante, el realidad contribuye de manera muy incisiva en la decisión de un determinado sistema.
  • El uso de los espacios es otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de determinar la mejor instalación. Es decir, si vamos frecuentar más el salón que el dormitorio, lo más recomendable sería apostar por un sistema que favorezca más la calefacción, por ejemplo, en dicha habitación. 
  • La zona geográfica puede ser clave, pues si se trata de una zona a la que llega mucho el sol, probablemente no va a necesitar un sistema de iluminación o de calefacción tan abusivo como el caso de una vivienda alejada de la metrópolis localizada en medio del campo.

Teniendo en cuenta estos valores, ya se puede considerar qué es lo mejor para la vivienda.  En este sentido, vamos a tomar como referencia el gas natural para realizar las comparaciones pertinentes frente a las bombonas de butano, ya que se trata del sistema más demandado en los hogares en España  y que en cuanto a calidad. – precio es el más equilibrado para el bolsillo y las características de los hogares. Las diferencias son evidentes que desde el primer momento se puede experimentar:

  • El suministro eléctrico ahorra espacio frente a las bombonas de butano, que precisa de una instalación en un determinado sitio de la casa. Los montajes de gas natural son centralizados, canalizados, por lo que no se precisa de un extra a tener en cuenta en la vivienda.
  • Por otro lado, el gas natural permite un ahorro considerado de dinero, además de comodidad, seguridad y confort que no es capaz de garantizar la bombona de butano, cuyo uso se encuentra en declive.
  • No obstante, cabe destacar que el precio de butano se ha estancado en estos momento debido a la expansión de la Covid-19 hasta septiembre del 2020, puesto que se trata de un suministro que regula el Gobierno y que, a consecuencia de la pandemia, ha prohibido que las empresas distribuidoras se aprovechen de la situación para subir los precios. El barril, en estos momentos, se encuentra un poco más de 12 euros.

También es necesario remarcar que las bombonas de butano suelen resolver situaciones en lugares alejados de las grandes ciudades, donde apenas llega el gas natural, además de que puede ser muy útil para las segundas casas o las residencias vacacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *